¿ esto era lo que Dios quería para el ser humano ?

¿ esto era lo que Dios quería para el ser humano ?
¿ sueña con estar en un paraíso así ?

domingo, 26 de septiembre de 2010

Un jovencito alaba a Jehová


Un jovencito alaba a Jehová
CUANDO los jóvenes tienen el deseo intenso de servir a Jehová, encuentran muchas oportunidades para testificar. Esto se vio en la experiencia de un niño de cinco años en Kenia occidental. (Eclesiastés 12:1.)
Su madre le preguntó: “¿Qué quieres ser cuando crezcas?”. Él había observado a un precursor especial que servía en la congregación, y respondió: “Quiero ser precursor especial como el hermano F———”. La madre contestó: “Pero eso es imposible; tú ni siquiera puedes ser precursor regular, porque no conduces un estudio bíblico”. El niño preguntó: “Entonces, ¿qué puedo hacer?”. Su madre le sugirió que tratara de estudiar su ejemplar de Mi libro de historias bíblicas con los niños que jugaban con él.
El niñito de cinco años buscó su libro de Historias bíblicas y fue a visitar a sus amigos, y los invitó a estudiar la Biblia con él. ¿En qué resultó esto?
Él formó un grupo de diez jovencitos para estudiar con ellos. Usaba bien las ilustraciones, hacía muchas preguntas para saber si estaban entendiendo, y al fin del estudio hacía preguntas de repaso. Si no recordaban, consideraba de nuevo con ellos la información. ¡La madre explicó que realmente era un gozo ver a todos aquellos niños sentados en el suelo, enfrente de su casa, estudiando! Allí estaba su hijito de cinco años haciendo preguntas, y entonces todas las manos se alzaban para contestar.
Fue un regocijo también, tanto para la madre como para la congregación, cuando ocho de estos niños asistieron a las reuniones de la congregación. Los otros dos eran demasiado pequeños. Todo esto sucedió porque un niño de cinco años quiso alabar a Jehová y ayudar a otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada